El material que utilizamos en nuestras piezas en su mayoría son de acero inoxidable 316L con oro de 18k y tratamiento PVD.

 

 

  • A la hora de ponértela: La bisutería debería ser lo último que te pongas, una vez vestida, y lo primero que te quites, antes de cambiarte, para evitar alteraciones de la forma original. Toda alteración de la forma original, por ejemplo por presión, puede provocar daños o pérdidas de elementos decorativos.

 

  • Golpes: Deben evitarse los impactos de todo tipo. Por tanto, debes tener cuidado para que no sufra ninguna clase de golpe, ya que esto podría causar arañazos y otros daños.

 

  • Nadar: Si vas a nadar en el mar o la piscina, debes quitarte antes la bisutería o enjuagarla después con agua tibia. El agua del mar o el cloro de la piscina pueden dañarla.

 

  • Cuidado personal: Debes quitarte la bisutería antes de lavarte las manos o aplicar productos de cuidado personal, como perfumes, lacas, jabones, cremas para el sol o lociones, ya que esto podría dañar el material y provocar alteraciones en el color y pérdida del brillo.

 

  • Temperatura: Deben evitarse las temperaturas extremas, por encima de 60 °C (140 °F) o por debajo de -10 °C (14 °F), y los cambios bruscos de temperatura. Además, no debe dejarse nunca la bisutería al lado de fuentes de calor como llamas, radiadores u otros.

 

  • Productos químicos: Debe evitarse el contacto directo con disolventes, detergentes, repelentes de mosquitos, etc. ya que pueden dañar la bisutería.

 

  • Protección contra la luz: No debe dejarse la bisutería expuesta a una luz directa fuerte, la luz del sol o una lámpara potente un tiempo prolongado, ya que esto puede provocar alteraciones del color.

 

  • Limpieza: Con el tiempo o dependiendo de los factores arriba mencionados es posible que la pieza se oscurezca. No existen productos especiales para este tipo de piezas, no obstante podemos mejorarlas aunque sea un poco con agua con jabón tibia o utilizar un producto especial para; acero inoxidable, oro, plata, joyas y bisutería. Secar con un paño suave para mantener el acabado original (esto no significa que vaya a mejorar la pieza).
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *