PULSERA GIMMEL

¿Conoces su historia?

El anillo gimmel está formado por dos o tres aros que al unirse forman un anillo completo. Su nombre proviene del latín, pasando por el francés y significa “gemelo”. Fue durante los siglos XVI y XVII que su uso se extendió por toda Europa.

Cuando una pareja se comprometía, se entregaba a cada uno de los miembros un aro del anillo y en la ceremonia de la boda se unían los dos y pasaba a llevarlos la novia. El significado del anillo era simple: permitir llevar a cada miembro de la pareja un trozo del corazón del otro hasta el día del matrimonio. 

El anillo gimmel no sólo se utilizó como anillo de compromiso, sino que también fue un regalo de amistad que denotaba una unión profunda entre dos personas, antes de que fuera un anillo de compromiso, en el siglo XIII, El rey Enrique III de Inglaterra le entregó uno al Conde Gynes que tenía dos rubís y una esmeralda. Históricamente se sabe que Martín Lutero entregó a su esposa Catalina Bora un anillo gimmel con una inscripción en su interior que rezaba: “lo que ha unido Dios, que no lo separe el hombre”.