CÓDIGO ÉTICO DE CONDUCTA DE FABRICANTES Y PROVEEDORES DE MARAMZ

Nuestros clientes son nuestra razón de ser. Garantizar la calidad de nuestros productos es una de nuestras principales responsabilidades. Nos preocupamos por la seguridad de nuestros clientes y ofrecemos productos y servicios de calidad.

Nuestros fabricantes y proveedores son parte fundamental de nuestra marca ya que crecemos con ellos.

Y nuestro propósito es adquirir un compromiso ético basado en el respeto y la confianza de esforzarnos para mejorar cada día y responsabilizarnos con los derechos humanos, las prácticas laborales justas y seguras, la protección medioambiental y una conducta comercial ética.

El Código Ético de fabricantes y proveedores de MARAMZ define los estándares mínimos de comportamiento ético y responsable que deben ser observados y respetados por los fabricantes de los productos comercializados por MARAMZ y por los proveedores de servicios que MARAMZ (en adelante, también, «Maramz”) contrata en el desarrollo de su actividad, de conformidad con la cultura empresarial existente en el seno de la organización.

MARAMZ se compromete a poner los medios necesarios para que los fabricantes y proveedores conozcan y comprendan el presente código y puedan asumir su cumplimiento.

El Código es de aplicación a todos los fabricantes y proveedores que intervienen en el proceso de producción y se asienta en los principios generales que definen el comportamiento ético de MARAMZ.

MARAMZ promueve y exige a sus fabricantes y proveedores el respeto a los siguientes principios de actuación:

Todas sus actividades se desarrollarán de manera ética y responsable.

Todos sus fabricantes y proveedores se adherirán íntegramente a estos compromisos y promoverán su responsabilidad para asegurar que se cumplan los estándares contemplados en el presente Código.

Los fabricantes y proveedores de MARAMZ deben ejercer su actividad empresarial de una manera orientada a la excelencia y transparencia, generando así un adecuado marco de confianza.

Con base en lo anterior, MARAMZ y sus empresas vinculadas exigen que sus fabricantes y proveedores compartan este compromiso con el cumplimiento normativo, velando por la aplicación real y efectiva de estos principios, y de las pautas de actuación que se establecen a continuación, a fin de prevenir cualquier acto que pueda poner en riesgo a la marca.

1. RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS

Prohibición del trabajo forzoso: queda estrictamente prohibido el recurso al trabajo forzoso, el esclavismo, la servidumbre y la trata de personas por parte de nuestros socios y proveedores, así como la retención de los documentos de identidad o del permiso de trabajo, la exigencia de un depósito de garantía por parte de los trabajadores o el uso de cualquier otro medio de coacción. Todos los trabajadores tienen derecho a aceptar o dejar un empleo libremente. Los socios y proveedores no pueden obligar a los trabajadores a trabajar para reembolsar una deuda contraída con ellos o con un tercero.

Prohibición del trabajo infantil: queda prohibido el trabajo de los niños menores de 16 años. En los países donde la legislación local prevé una edad superior para trabajar o prolonga la escolaridad obligatoria por encima de los 16 años, se aplicará la edad más elevada. Los menores de 18 años no podrán realizar ningún tipo de trabajo que pudiera poner en riesgo la salud física, mental o moral, la seguridad o la ética de los niños.

Prohibición de las discriminaciones: esperamos de nuestros socios y proveedores que traten a todos los trabajadores de manera igualitaria y justa. Nuestros socios y proveedores no pueden practicar ninguna forma de discriminación (especialmente en materia de salario, contratación, acceso a la formación, promoción, protección de la maternidad y despido) basada en criterios de sexo, raza u origen étnico, religión, edad, discapacidad, orientación sexual, afiliación política, pertenencia sindical, nacionalidad, identidad de género u origen social.

Prohibición del acoso y de los abusos: esperamos de nuestros socios y proveedores que traten a sus trabajadores con respeto y dignidad. Nuestros socios y proveedores no deben admitir, ni practicar ninguna forma de castigo corporal, de acoso físico, sexual, verbal o psicológico, y ninguna forma de abuso.

Respeto a la libertad de asociación y negociación colectiva: Los fabricantes y proveedores deben reconocer y respetar el derecho de los empleados a la libertad de asociación y la negociación colectiva, así como a la creación de organizaciones sindicales, sin que por ello sean objeto de represalia alguna.

NORMAS DE TRABAJO Y RESPONSABILIDADES SOCIALES

Prohibición del trabajo ilegal, clandestino y no declarado: nuestros socios y proveedores deben cumplir todos los reglamentos aplicables para prevenir el trabajo ilegal, clandestino y no declarado.

Salarios y prestaciones: nuestros socios y proveedores deben, como mínimo, abonar un salario periódico y por lo menos mensual, remunerar las horas extraordinarias según el porcentaje legal y respetar todos los requisitos legales en materia de prestaciones sociales. En caso de que en el país correspondiente no existiera un salario mínimo legal o un porcentaje de remuneración de las horas extraordinarias, el proveedor debe garantizar que los salarios sean, como mínimo, iguales al mínimo promedio del sector industrial correspondiente, y que la remuneración de las horas extraordinarias sea como mínimo igual a la remuneración de la hora usual. No debe efectuarse ninguna deducción salarial por razones disciplinarias. Esperamos de nuestros socios y proveedores que garanticen a todos los trabajadores el beneficio de las prestaciones previstas en los convenios colectivos, convenios de empresa o cualquier otro acuerdo individual o colectivo aplicable.

Horarios laborales: en materia de horarios laborales, nuestros socios y proveedores deben respetar las leyes y reglamentos locales aplicables, que no podrán, en ningún caso, superar los límites máximos establecidos por las normas reconocidas internacionalmente, como las de la Organización Internacional del Trabajo. Nuestros socios y proveedores no podrán imponer horas extraordinarias excesivas. El número total de horas trabajadas por semana, incluidas las horas extraordinarias, no podrán superar los límites legales. Los trabajadores tienen derecho al número

mínimo de días de vacaciones establecido por la legislación aplicable, y deben disfrutar, como mínimo, de un día de descanso por cada siete días.

Garantizar la higiene y la seguridad: esperamos de nuestros socios y proveedores que ofrezcan a sus empleados un entorno de trabajo seguro y saludable para evitar los accidentes o daños corporales que puedan estar causados, estar relacionados o a consecuencia del trabajo o manejo de equipos o durante los trayectos profesionales. Los socios y proveedores deben establecer procedimientos y acciones de formación para detectar, evitar y atenuar, en la medida de lo posible, todo peligro que pueda representar un riesgo para la salud, la higiene y la seguridad del personal. Asimismo, deben respetar todos los reglamentos y leyes locales e internacionales aplicables en la materia.

2. RESPETO AL MEDIOAMBIENTE

Los fabricantes y proveedores mantendrán un compromiso constante con la protección del medioambiente y cumplirán los estándares y exigencias establecidos en la legislación aplicable local e internacional.

Asimismo, se comprometen a cumplir los estándares medioambientales establecidos por MARAMZ incluyendo, en su caso, las medidas de reducción y compensación de dicho impacto que sean necesarias para aplicar dichos estándares.

MARAMZ actúa de manera concreta para proteger el medioambiente en cooperación con sus fabricantes y proveedores para garantizar la aplicación de las buenas prácticas a lo largo de la cadena de suministro.

MARAMZ espera de sus socios y proveedores que compartan este compromiso. También alienta las iniciativas de sus socios y proveedores a favor de la reducción del impacto medioambiental de sus actividades, especialmente mediante la utilización de tecnologías verdes.

3. INTEGRIDAD PROFESIONAL

MARAMZ exige a los fabricantes y proveedores un comportamiento ejemplar en lo relativo a la integridad en la realización de sus actividades.

Condiciones legales: Los fabricantes y proveedores deben cumplir con sus obligaciones fiscales y garantizar la veracidad de la información financiera y contable, obteniendo así una imagen fiel de su patrimonio y situación financiera.

Prohibición de corrupción: Los fabricantes y proveedores mantendrán un comportamiento honesto, íntegro y transparente en su actividad, llevando para ello un adecuado sistema de registros contables, que facilite la trazabilidad de sus decisiones, como medida preventiva frente a toda corrupción, soborno y extorsión que pudiera producirse.

Los fabricantes y proveedores no deben vulnerar o hacer que MARAMZ vulnere cualquier normativa o ley anti-corrupción que pueda resultar aplicable.
Así, los fabricantes y proveedores deben basar sus relaciones en los principios de transparencia e igualdad de oportunidades, descartando cualquier actuación orientada a conseguir u ofrecer un beneficio o ventaja indebidos, y siguiendo en todo caso las políticas internas que expresamente hayan sido definidas para la prevención, detección y reacción frente a la corrupción pública y privada.

Prevención de los conflictos de interés: exigimos a nuestros socios y proveedores que cumplan toda la legislación aplicable en materia de conflictos de interés y que se esfuercen por prevenir la aparición de situaciones que puedan generar conflictos de interés en el marco de su colaboración con MARAMZ.

Confidencialidad:
Los fabricantes y proveedores tienen la obligación de preservar la integridad y confidencialidad sobre el contenido de la información que reciben como consecuencia de las relaciones comerciales que mantienen con MARAMZ, no revelándola ni utilizándola para fines particulares, protegiendo, especialmente, aquella información propiedad de MARAMZ.

Respeto de la competencia: nuestros socios y proveedores se comprometen a respetar el derecho de competencia aplicable en los países donde operan. Esto abarca la prohibición de los abusos de posición dominante, de las prácticas concertadas o de los entendimientos ilícitos entre competidores.

Prohibición del blanqueo de dinero y financiación del terrorismo: MARAMZ comporta la adopción de medidas específicas para prevenir conductas relacionadas con el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo; los fabricantes y proveedores deben atender especialmente a este deber de diligencia y no llevar a cabo ninguna actuación destinada a promover, facilitar, participar o encubrir cualquier tipo de operación relacionada con el blanqueo de capitales y/o la financiación del terrorismo.

Prevención del delito de información privilegiada: nuestros socios y proveedores deben respetar la legislación vigente en materia de delitos de información privilegiada y deben abstenerse de vender o comprar, ya sea directa o indirectamente, títulos de la empresa MARAMZ (ni instrumentos financieros relacionados) basándose en información privilegiada directa o indirecta.

Transparencia de la información: nuestros socios y proveedores deben proporcionar información clara y precisa sobre los métodos y recursos utilizados, los centros de producción y las características de los productos o servicios suministrados, y deben abstenerse de toda alegación engañosa.

Protección de los datos personales: los fabricantes y proveedores deben respetar y proteger la intimidad de aquellas personas con las que se relacione, y las cuales hayan facilitado sus datos personales o algún tipo de información de carácter reservado. Para ello, deberán contar con políticas específicas y medidas de seguridad adecuadas para garantizar el cumplimiento de las exigencias que establece la normativa aplicable en materia de protección de datos.

Autoridades aduaneras y seguridad: exigimos a nuestros socios y proveedores que actúen de conformidad con la legislación aduanera aplicable, incluso en lo relativo a las importaciones y la prohibición del transbordo de mercancías en el país de importación.

Restricciones comerciales y sanciones internacionales: exigimos de nuestros socios y proveedores que respeten las restricciones comerciales y las sanciones internacionales, teniendo en cuenta su evolución, así como las leyes y reglamentos relativos al control de las exportaciones.

Regalos e invitaciones: los regalos e invitaciones pueden constituir manifestaciones de cortesía aceptables en el marco de las relaciones comerciales establecidas si su alcance y su valor son limitados, si se entregan abiertamente y con toda transparencia, si la ley local o la costumbre del país autoriza esta práctica, si tienen la finalidad de reflejar la consideración y el agradecimiento y si no se entregan a cambio de una contrapartida. En ciertos casos, estas prácticas podrían obedecer a disposiciones referentes a la lucha contra la corrupción y a otras normas jurídicas que, por consiguiente, es necesario conocer y respetar.

Protección de los activos: nuestros socios y proveedores deben tomar todas las medidas necesarias para proteger los recursos y los activos de MARAMZ y, en particular, sus derechos de

propiedad intelectual. Estos se comprometen a luchar contra las falsificaciones mediante una estrategia de prevención, cooperación y comunicación. Por ejemplo, los socios y proveedores deberán destruir, según las instrucciones de MARAMZ, todos los productos terminados o terminados parcialmente que lleven signos distintivos pertenecientes a MARAMZ y que no hayan sido objeto de un pedido o que hayan sido rechazados.

Declaraciones públicas: esperamos de nuestros socios y proveedores que hagan gala de la mayor vigilancia en cuanto a sus declaraciones públicas, especialmente en Internet y las redes sociales. Deben asegurarse de que sus intervenciones no sean atribuidas a MARAMZ y de que sean conformes al compromiso del proveedor en materia de confidencialidad y respeto del secreto profesional.

4. CUMPLIMIENTO Y IMPLEMENTACIÓN DEL CÓDIGO ÉTICO

Los fabricantes y proveedores deberán dar a conocer este Código a todos sus empleados y a aquellos que, de cualquier manera, estén involucrados en la cadena de producción de MARAMZ.

Los fabricantes y proveedores son responsables de garantizar el conocimiento, comprensión y aplicación del presente Código Ético por parte de sus empleados y terceros subcontratados que proporcionen servicios a MARAMZ.

El presente Código Ético de fabricantes y proveedores se encuentra alineado con los principios y valores que recoge el Código Ético de MARAMZ.

En este sentido, los fabricantes y proveedores autorizarán a MARAMZ a supervisar el adecuado cumplimiento del presente Código Ético; facilitando para ello los medios y el acceso a las instalaciones, así como la documentación necesaria en caso preciso.

El presente Código se alinea con los principios y valores que recoge el Código de Conducta y Prácticas Responsables de MARAMZ, el cual regula un Comité de Ética y un Canal de Denuncias a fin de asegurar su cumplimiento.

En este sentido, y para asegurar el cumplimiento del presente Código de Conducta de Fabricantes y Proveedores, el Comité de Ética podrá actuar por propia iniciativa o a instancia de un fabricante, proveedor o de un tercero con relación directa e interés comercial o profesional legítimo, mediante denuncia realizada de buena fe.

A tal fin, las comunicaciones realizadas al amparo del presente Código, ya contengan denuncias de incumplimiento o consultas relativas a su interpretación o aplicación, podrán hacerse llegar a la sociedad a través de:

Correo electrónico a la dirección: [email protected] Fax al número: +34 963523109.